Pasión Paternal

Volvió Piscu


09 de septiembre de 2017

Alejandro Giordano - @alegiordano11

Pisculichi volvió a vestir de manera oficial la camiseta de Argentinos, en el debut en la Superliga con derrota ante Patronato. Se especulaba que el 18 fuese titular, pero ingresó como suplente e intentó comandar el ataque, aunque no encontró espacios y una presión sobre él devino en el segundo gol local.

Click en la foto para ampliar

"Acá soy muy feliz", sentenció Leonardo Nicolás Pisculichi el día que firmó el contrato que inició su tercera etapa en Argentinos. Y fue este sábado 9 de septiembre, en el debut de Argentinos Juniors en la Superliga, que concretó su vuelta en cancha. Al igual que el resto del equipo, solo había jugado un partido (amistoso vs Morón) previamente a este primer encuentro oficial de la temporada, que resultó en derrota para el Bicho, ante un rival directo como Patronato, en Paraná.

Inicialmente se creyó que Piscu sería titular. Sin embargo, el DT Alfredo Berti, debutante en el banco de suplentes, optó por tenerlo como relevo para el segundo tiempo. Y así fue: Leo entró en el minuto 69, en lugar de Iván Colman, quien no pudo desplegar su fútbol con comodidad, siendo mitigado por el agresivo juego de Patronato.

Esto mismo le ocurrió a Pisculichi, que intentó comandar las acciones ofensivas del Bicho. Primero, como 10, siendo el volante más adelantado. Luego, por izquierda. Incluso, más retrasado, siendo inicio de las salidas por abajo del equipo de Berti, al mejor estilo Heinze. Desgraciadamente, por esta vía llegaría el gol del triunfo para el conjunto local: una presión sobre Piscu, que concluyó en un centro que Ribas cabeceó casi en soledad en el corazón del área visitante.

El número 18 no encontró espacios, a pesar de reubicarse en cancha e intentar asociarse con Braian Romero y Nicolás González por banda, o el flamante centrodelantero Federico Anselmo, de escasa participación en Paraná. Entró al juego en el momento que Argentinos más sintió sus debilidades: la falta de rodaje, el cansancio del partido, la intensidad y agresividad de Primera División. No fue el re-debut soñado, ni para Piscu, ni para el Bicho. Pero esto es largo, y todavía quedan 26 fechas.

Compartir esta nota en